Blog

Blog (62)

Buenos días amigos

Queremos compartir con vosotros este artículo de investigación realizado por parte de nuestro equipo de profesores del Diploma y Máster en demencias y Alzheimer Sara Mora-SimónEmiliano Rodríguez-Sánchez, junto con Ricardo García-García, M. Victoria Perea-Bartolomé, Valentina Ladera-Fernández, Jaime Unzueta-Arce, María C. Patino-Alonso.

En los últimos años ha habido un creciente interés en el estudio del deterioro cognitivo leve (DCL) y su detección temprana. A diferencia de las primeras teorías, tendencias actuales e internacionales de investigación nos sugieren que el DCL es un síndrome que se caracteriza por presentar alteración en una o más funciones cognitivas superiores, sin interferir en las habilidades funcionales de la vida diaria y acompañado de una preocupación por el cambio cognitivo producido. Aunque la detección temprana del DCL se suele realizar mediante tests de rastreo cognitivo, la mayoría de ellos no parecen detectar correctamente el DCL, a diferencia de la demencia.

Detección clínica del DCL

Dada la importancia que tiene la detección temprana de síntomas que indiquen un posible deterioro cognitivo, es importante elegir adecuadamente qué prueba o conjuntos de pruebas debemos utilizar.

En la actualidad, se siguen utilizando herramientas de evaluación que fueron creadas a partir de la conceptualización que anteriormente se hacía del DCL y en las que, por tanto, el peso que se atribuye al rastreo de todas las funciones cognitivas superiores no es equitativo. Gran parte de los tests evalúan más profundamente aspectos relacionados con la memoria o la orientación temporoespacial, minimizando la exploración de funciones superiores, como podrían ser el lenguaje o las funciones ejecutivas.

Es prioritario no perder la ocasión, cuando existe la sospecha, para aplicar las pruebas de rastreo cognitivo que permiten, con mayor o menor eficacia, detectar la presencia de alteraciones cognitivas.

Aunque el diagnóstico siempre va a conllevar una evaluación más exhaustiva y pormenorizada de las funciones mentales superiores, a ser posible por parte de un especialista, la aplicación de pruebas de rastreo cognitivo puede ayudar a detectar síntomas de forma temprana y así poder iniciar un tratamiento completo para el paciente.

Puede darse la situación de que se sospeche que el paciente presente alguna afectación y no se disponga de ningún test que facilite la detección del DCL en la consulta –o, especialmente, en una visita en el domicilio del paciente– o en una atención en urgencias. En estos casos, y de forma excepcional, se podría aplicar alguna técnica informal . Por ejemplo, si sospechamos que el paciente puede tener algún problema en la memoria, podríamos pedirle que identifique (la identificación aportaría información sobre su capacidad de reconocer objetos) y denomine (aporta información sobre lenguaje) algún objeto, como un libro, una goma de borrar o unas llaves, después esconderlos y al final de la consulta o visita, pedirle que los recuerde y, posteriormente, si tiene algún fallo, que los reconozca entre otros objetos para ver si mejora. En esta simple tarea podemos obtener información sobre la memoria, lenguaje y reconocimiento de objetos (gnosias) del paciente. Sin embargo, esto debería aplicarse en situaciones puntuales y siempre contrastado con una posterior evaluación estandarizada y completa, aplicando las pruebas de rastreo seleccionadas, que permita objetivar la posible alteración.

 

Viernes, 03 Julio 2015 12:32

¿Te apuntas a SmileConnect ?

Escrito por

¡Buenos días amigos!

Queremos mostraros un estupendo proyecto del que formamos parte Smile Connect. Pero ¿qué es Smile Connect?

Captura de pantalla 2015-07-02 a las 2.09.18

 

Todas las personas mayores desean mantener sus vínculos con la sociedad y asumir roles que refuercen su área emocional. Desde la Universidad de Salamanca, en colaboración con investigadoresexpertos del envejecimientolas demencias y la enseñanza de idiomas se han aunado esfuerzos para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, favoreciendo la salud, el empleo y la educación. Por ello, pensamos en una forma especial de fomentar el contacto humano: creando una conexión intergeneracional que rompe fronteras.

Las personas mayores cuentan con un conocimiento fruto de su experiencia vital y los jóvenes pueden beneficiarse de este contexto para mejorar el dominio de un idioma, altamente valorado en el mundo laboral de nuestra sociedad. Smile Connect®, es un proyecto de investigación que conecta jóvenes y mayores a través del intercambio lingüístico por medio de una plataforma donde interactúan múltiples valores humanos. Un intercambio donde todos ganan.

  

¿POR QUÉ PARTICIPAR?

Smile Connect® es una intervención protocolizada donde todos ganan.

* Proporciona a los mayores un rol activo en la interacción con los jóvenes extranjeros.

* Mejora la autoestima de las personas mayores al ser valoradas y respetadas en una nueva relación interpersonal.

* Favorece el mantenimiento de las funciones cognitivas en la prevención de las demencias.

* Cambia la visión y actitud de los jóvenes hacia el envejecimiento.

* Crea nuevas amistades y vínculos afectivos.

* Permite hacer investigación de forma divertida.

¿QUIÉN PUEDE PARTICIPAR?

* Residencias de personas mayores.

* Personas mayores que vivan en su hogar.

* Jóvenes extranjeros que aprendan Castellano.

 Participar en Smile Connect® es más sencillo de lo que piensas. Todo lo que necesitas es un ordenador con una webcam, micrófono y acceso a Internet. Además, Smile Connect® cuenta con un sistema de valoración de usuarios para poder garantizar la calidad de las interacciones. Únete para recibir información sobre las actividades y haz que las personas mayores sean protagonistas de sus vidas.

 

RESIDENCIAS DE PERSONAS MAYORES

Smile Connect® ofrece múltiples ventajas a las residencias que se unen a la intervención.

* Adquieren un nuevo servicio que puede ofrecer tanto a usuarios de su centro como a otros externos.

* Adhieren a una línea de investigación al ser este servicio una Terapia No Farmacológica protocolizada.

 * Apuestan por la innovación y las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

 

ÚNETE A SMILECONNECT

Información y registro en:

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 Tlfn.: 627 557 140

 

"Se ve que ya la edad….” Un tópico conocido que es el envejecimiento está asociado al descuido, y parece cierto, Los mayores tienen descuidos producto de un progresivo deterioro asociado a la edad en diferentes ámbitos cognitivo y neurológicos. Sin embargo, los mayores rectifican esos lapsus y son capaces de aprender ¿Aprender y olvidan más rápidamente que los jóvenes? En este artículo indagamos en este asunto desde una visión positiva de la capacidad de aprendizaje de las personas mayores.

Dos son las teorías clásicas que tratan de explicar el origen del deterioro en el proceso de envejecimiento normal no patológico, por un lado, la teoría del enlentecimiento de la velocidad de procesamiento en los mayores considera       que el envejecimiento se acompaña de una reducción general de la velocidad de procesamiento, lo que tiene como consecuencia amplios declines en diferentes rangos de funciones cognitivas y entre ellas la memoria, esta reducción proviene de una enlentecimiento- sobre todo- de las funciones sensoriales.

Buenos días amigos:

Comenzamos la semana con la investigación llevada a cabo por Francisco Martínez-Sánchez (Universidad de Murcia), Juan José García Meilán (Universidad de Salamanca)Enrique Pérez (Instituto Gerontológico Matia) Juan Carro(Universidad de Salamanca) y José María Arana (Universidad de Salamanca) en relación al los "Patrones de prosodia expresiva en pacientes con enfermedad de Alzheimer"

Si bien inicialmente el centro de interés para los investigadores de la Enfermedad de Alzheimer (EdA) fue el estudio del deteriorode la memoria, potencialmente asociado a los cambios patológicos en las estructuras temporales mesiales izquierdas, como síntoma predominante durante las primeras fases de la enfermedad (Storey,Kinsella y Slavin, 2001), más recientemente (Germano y Kinsella,2005) se ha instado a valorar las fases de deterioro tempranas, con el objeto de identificar marcadores neurológicos, neuroradiológicos y neuropsicológicos tempranos capaces de ofrecer información que facilite el desarrollo de estrategias terapéuticas efectivas(Monti, Poletti y Zago, 2008). El interés por identificar marcadores preclínicos de la EdA está justificado por la ausencia de síntomas fiables y válidos que faciliten el diagnóstico temprano, antes de la aparición de déficits irreversibles, ya que el desarrollo de esta demencia es lento e insidioso (Galton, Patterson, Xuereb y Hodges,2000) Mientras que la literatura clásica ha valorado predominantemente el deterioro en la memoria, los aspectos relacionados con lenguaje han recibido poca atención. El habla del enfermo con EdA es fluida, articulada y, en general, preservada fonológica y morfosintácticamente (Bayles, 2003) hasta las fases avanzadas de la enfermedad, salvo en los procesos lingüísticos asociados a la memoria léxico-semántica (Ullman, 2004). Así, por ejemplo, los pacientes con EdA experimentan anomia, reducida fluidez verbal, incremento en los errores parafásicos y, en general, dificultades en el discurso que se hace más evidente conforme avanza la enfermedad (Facal et al., 2009).Todos estos déficit reflejan alteraciones en el lenguaje que implican daños en las representaciones léxico-semánticas o dificultades en el acceso a las representaciones léxico-semánticas (Ullman, 2004).

Los cambios físicos y cognitivos observados en la vejez son fácilmente identificables, pero no resultan tan claros los relativos al procesamiento emocional, que requieren de un adecuado planteamiento experimental para hacerlos evidentes1. Los sentimientos negativos son  menos frecuentes en las personas mayores, mientras que los positivos se incrementan o se mantienen constantes.

En este sentido, se produce un sesgo positivo que genera un mejor recuerdo de la información positiva frente al de la negativa. Estos cambios en la evaluación cognitiva y emocional tienen implicaciones en la memoria.

La evolución del efecto que ejerce la emoción sobre la memoria se refleja en las diferencias encontradas según la edad en el procesamiento de la información emocional. Los sujetos adultos jóvenes tienden a reconocer un mayor número de estímulos visuales negativos que positivos, pero conforme nos hacemos mayores este patrón de respuesta se invierte. Todos estos cambios, que dentro del envejecimiento no patológico modulan la interacción con el entorno, son importantes para mantener la calidad de vida del anciano y le permiten orientar la satisfacción personal al recuerdo de lo positivo. En la enfermedad de Alzheimer (EA) el estado afectivo se deteriora progresivamente desde la etapa asintomática hasta la fase terminal. Los pacientes ya no perciben su entorno con la misma base emotiva que antes de enfermar, y es posible que este nuevo estado afectivo sea progresivo y detectable de manera previa, mediante un análisis básico de los déficits en el procesamiento de la información emocional que evolucionarán a un mayor grado de deterioro cognitivo y emocional durante el transcurso de la enfermedad. La pérdida de memoria es uno de los primeros síntomas de diagnóstico en la EA y por lo tanto, con base en el razonamiento anterior, las diferencias respecto a la población normal en el recuerdo de la información emocional (valencia y arousal) podrían estar presentes de manera previa a cualquier otro síntoma.

En este trabajo analizamos el papel de la emoción en los déficits de memoria encontrados en pacientes con EA. Partiremos de la estructura dimensional de las emociones, entendiendo así el deterioro emocional como un déficit en la capacidad de procesar adecuadamente la activación y la valencia de determinados estímulos, lo que repercutiría, a su vez, en el inadecuado procesamiento cognitivo de la información. Por último, presentaremos de manera más sistemática las condiciones que, con base en los datos consultados, pensamos que deberían reunir las pruebas que pretendan contrastar las hipótesis con las que iniciamos este trabajo, y que en último término podrían integrarse de manera efectiva en el campo del diagnóstico, punto éste de vital importancia para mejorar el tratamiento y, por consiguiente, la calidad de vida del enfermo de Alzheimer.

Tim & Selena Middleton

Martes, 26 Mayo 2015 12:35

¿Cómo funciona la memoria humana?

Escrito por

Buenos días amigos.

Hoy os dejamos con la entrevista aldoctor en psicología Juan José Meilán para RTVE en la que se abacar el tema del funcionamiento de la memoria humana

PREGUNTA:Me gustaría saber cómo funciona la memoria humana. ¿Es infinita? ¿Se tienen que borrar unos recuerdos para que quepan otros, como en un disco duro? ¿Qué determina que unos recuerdos se queden fijados y otros se borren?

"La memoria no es infinita", explica a RTVE.es Juan José García Meilán, psicólogo especialista en memoria de la Universidad de Salamanca y el Instituto de Neurociencias de Castilla y León. "Pero tampoco es como un disco duro que tiene una capacidad determinada".

Otro año más la Universidad de Salamanca y el INCYL (Instituto de Neurociencias de Castilla y León) llevan a cabo una nueva edición de los Títulos Propios en Demencias y Enfermedad de Alzheimer.

 Se trata de dos Títulos Universitarios de carácter profesional, tanto a nivel de Experto como de Máster. Ambos creados desde una perspectiva eminentemente práctica, dónde el aspecto fundamental de la formación es el saber hacer.

 A continuación D. Jose María Criado, Director del Máster y Profesor Titular del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Universidad de Salamanca, nos explica algunos de los aspectos más importantes acerca del Máster:        

   

 

1. ¿Qué objetivos tiene el Máster en Demencias y Enfermedad de Alzheimer?:

Nuestro principal objetivo es formar a profesionales que pueden intervenir en la atención a las personas con demencia y a sus familias, elementos e instrumentos de formación e información orientados a la solución de los problemas reales con los que se enfrentan en su labor diaria en contacto tanto con las personas con demencia como con su entorno.  Es un objetivo dirigido a mejorar sus habilidades y conocimientos y a conocer y aplicar las últimas novedades en materia jurídica, terapéutica y paliativa. En definitiva, es un objetivo orientado a formar en competencias específicas en el campo de las demencias, dirigido a potenciar una formación de trabajo en equipo.

 

2. ¿A qué personas va dirigido?:

Ambos Título Propios están orientados a la formación de profesionales que en el ejercicio de su trabajo diario están en contacto con personas que sufren algún tipo de demencia y/o con su entorno. Son pues, titulados en Enfermería, Fisioterapia, Derecho, Medicina, Psicología, Terapia Ocupacional, Trabajo Social y otros profesionales directamente relacionados con la especialidad de estos Títulos.

Es importante insistir en que ésos son Títulos pensados para que los profesionales trabajen en equipo (complementariedad). Es decir, capaces de facilitar un tronco común de formación,  que les permita un trabajo en equipo (constituye el Experto), y que además sirva de base para desarrollarse posteriormente, en una segunda fase de formación (Master).  Ésta última, una formación con “programas diferenciados” que puedan responder a las diferentes necesidades.

 

3. ¿Actualmente qué Campos de Actuación son los más innovadores dentro de la enfermedad de Alzheimer?:

 Mientras la ciencia no descubra la fórmula para tratar la enfermedad, la base fundamental de la investigación está orientada a comprender y encontrar el modo de diagnóstico más ágil, eficaz y precoz de la enfermedad. Se trata de lograr encontrar biomarcadores biológicos, cognitivos y/o funcionales que permitan sin mucho costo económico y eficacia la  predicción de la enfermedad. Al mismo tiempo, mientras no se definen estos biomarcadores, se pretende encontrar procedimientos o terapias farmacológicas y cognitivas para retrasar el desarrollo y evolución de la enfermedad. El objetivo final de estas terapias paliativas es mejorar la calidad de vida de las personas que pueden desarrollar la enfermedad, personas con un deterioro cognitivo leve, o personas que ya han sido diagnosticados de demencia. En el grupo de investigación relacionado con el Master tenemos programas de investigación relacionados con ambos aspectos. En el campo del diagnóstico precoz trabajamos con evaluaciones del lenguaje oral y procesos ejecutivos de fluidez verbal. En cuanto al campo de las terapias estamos desarrollando terapias de estimulación sensorial y de biofeedback con el fin de lograr una eficaz activación cerebral.

 

4. ¿Qué salidas profesionales tiene el Máster?

Las salidas profesionales abarcan un amplio espectro de posibilidades. Es un Master profesional, por lo que está especialmente dirigido a centros de atención a personas con algún tipo de demencias desde los diferentes aspectos profesionales implicados en el cuidado, atención, evaluación y tratamiento de estos pacientes. Del mismo modo permite la formación de personal de centros de mayores, centros de día o familiares de personas con deterioro cognitivo. Por último permite también la formación en investigación en ámbitos clínicos ya aplicados.

 

5. ¿Cuenta con Prácticas Profesionales?

 Las prácticas profesionales se desarrollan en centros con personas con demencias. Abarcan tres meses de atención directa desarrollando aspectos de trabajo propios de la titulación del alumn@. Si bien siempre se tiene en cuenta el aspecto multiprofesional del trabajo que se desempeña cuando se atiende a este tipo de pacientes.

 

6. ¿Qué destacaría del profesorado que imparte el Máster?:

La totalidad del profesorado del Máster tiene una relación directa con la atención o la investigación a personas con demencia. Investigadores en diferentes ámbitos de las demencias desde el punto de vista biológico, médico, neuropsicológico o psicosocial. Pero también profesionales de los diferentes campos de trabajo de atención a personas con demencia tales como médicos, neuropsicólogos, psicólogos, trabajadores sociales, fisioterapeutas, epidemiólogos, enfermeros, cuidados paliativos, etc.

 

Si estáis interesados en cursar el Diploma o el Máster en Demencias y Alzheimer, no dudéis en preguntarnos, en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o bien en el número de teléfono 910 085 851

Las demencias en general, y la enfermedad de Alzheimer (EA) en concreto, se definen como un trastorno neurodegenerativo irreversible que ocasiona un deterioro global persistente, y cuya consecuencia son alteraciones en el carácter, cognición, conducta y personalidad.

Además, produce un grave deterioro de la vida social, laboral y cotidiana de la persona afecta, e interfiere el autogobierno de la misma.

Habitualmente aparece con síntomas muy discretos, silenciosos pero progresivos, con problemas leves de memoria y lenguaje en la vida cotidiana.

Específicamente, entre otros, lapsos de memoria semántica, olvido de acciones realizadas o por realizar, repetición de información a los pocos minutos de haberla expresado, problemas en la memoria visuoespacial..., y al que se van asociando alteraciones de otras funciones mentales y psicológicas:
Problemas en la planificación de la solución de problemas, problemas motivacionales para dirigir la conducta a meta, problemas de gestión de las emociones, etc . Al igual que otras demencias relacionadas (vasculares, frontales, enfermedad por cuerpos de Levy...), estas afectaciones suelen derivar en un deterioro en la ejecución efectiva de las actividades de la vida diaria e intrusión del paciente en una situación de dependencia que termina en institucionalización o en convertirse en una importante carga para los familiares y cuidadores.

Finaliza siempre con la pérdida completa de la biografía y la identidad personal.

Buenos días amigos.

Comenzamos la semana con la entrevista al psicólogo Juan José García Meilán uno de los profesores del Máster en atención especializada a personas y familiares de personas con enfermedad de Alzheimer de la Universidad de Salamanca.

Juan José García Meilán

Ademas de dedicarse a la docencia la mayor parte de su tiempo va destinada a la investigación. Después de haber trabajado en el centro de Educación Especial Reina Sofía de discapacitados psíquicos ahora es profesor en la Universidad de Salamanca, además es investigador en el Instituto de Neurociencias de Castilla de León (INCYL) al que le avalan además de años de trabajo, numerosos artículos científicos en sendas publicaciones.

En esta entrevista nos habla de cuál es camino para mejorar la calidad de vida y de cuales son las lineas de investigación y las terapias que se están llevando a cabo desde el INCYL.

 

Queridos amigos

En esta ocasión queremos compartir con vosotros la nueva publicación de los equipos de trabajo de Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) y del Grupo de Investigación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Salamanca (GRINCUS), con los que tenemos la suerte de contar como profesorado de nuestros títulos de Diploma y Máster en Demencias y enfermedad de Alzheimer.

La "Guía práctica de terapias estimulativas en el Alzheimer" nace con el propósito de  recoger las terapias psicológicas y neurológicas  más novedosas, de última generación, de uso en personas mayores con demencia o con deterioros asociados a la edad, pero terapias basadas en la evidencia, así como publicadas y refrendadas en estudios científicos.

Guía práctica de terapias estimulativas en el alzhéimer

 

De una forma muy sencilla, se ofrecen pautas prácticas para el uso de estas terapias específicas que intervienen en aspectos como el aumento de la atención, de la actividad cerebral, la mejora en la codificación de conceptos, el afrontamiento emocional de la enfermedad por parte del paciente y del cuidador, etc.

Son terapias cuyo origen proviene del campo de la neurociencia, pero que se han adaptado para su uso por parte de terapeutas del ámbito del comportamiento. Además, se muestran las claves para poder hacer un seguimiento de la mejora del paciente y comprobar de manera objetiva si se han logrado los objetivos de la terapia.

Por ello, se trata de una obra especialmente orientada a terapeutas que se ocupan de las personas mayores, en general, y de personas con demencias, en particular (terapeutas ocupacionales, psicólogos, fisioterapeutas, neuropsicólogos, etc.). 

Entre los temas tratados en el libro podemos encontrar:

  • Las terapias neurocognitivas sensoriales. Importancia y fundamentos
  • Ejercicio y enfermedad de Alzheimer
  • Terapia sensorial auditiva: activación cerebral por medio de la música
  • Neurobiofeedback
  • Enriquecimiento visual del aprendizaje de palabras
  • La estimulación transcraneal por corriente eléctrica directa
  • Intervención grupal para ayudar al cuidador de enfermos con demencia

 

Para poder adquirir un ejemplar, en formato papel o digital, os dejamos el enlace.

botón enlace libro

Un saludo

 

LO ULTIMO EN TWITTER...

Datos de contacto

 

Teléfono y Whatsapp: +34 677 860 126

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

   Facebook: Dale al "Me gusta" en nuestra página

   Twitter: Síguenos en Twitter

   Linkedin: Únete a nuestro Linkedin

Servicio Demencias y Alzheimer USAL

donacion de cerebros